ABC EL Islam Página Principal

El Islam en unas líneas
¿Por qué creemos en el Islam?

L
as Dos Testificiones Son El Llamamiento De Mois
és, Jesús y Mohammad
¿
Cómo hacerte musulmán?
ABC El Islam

Introducción
Sumario de argumentos
*#1 *#2
*#3 *#4
*#5 *#6 *#7 *#8 
*#9 *#10 *#11 *#12 
*#13 *#14 *#15 *#16 
*#17 *#18 *#19 *
#20
Conclusión

 

11)                       La lluvia:

 

Cuando el agua se evapora y se mezcla con el aire, se condensa sobre iones cargados de electricidad e impulsados por el viento que “activa” estos iones compuestos por –polvo de la tierra, o partículas de agua que se desprenden de las olas; o gases ionados por los rayos solares- de ahí se forman las nubes, en este campo el Corán dice: “Al·lâh es Quien envía los vientos que remueven las nubes” Ar·rûm (Los Bizantinos, Sura 30: versículo 48). “Al·lâh es Quien envía los vientos que mueven las nubes » ter  (El Originador, 35: Versículo 9).

     

Es como si el viento “fertiliza” las nubes con estos iones según dice el Corán: “Y enviamos los vientos fecundadores, hacemos que caiga agua del cielo” Al-Hiÿr Sura 15: Aleya 22).

     

Luego los vientos empujan estas nubes en el cielo hasta que se encuentran las cargas negativas y positivas es decir “Yata`alaf” o “se encuentran y se acumulan en masas”  “¿Acaso no ves que Al·lâh empuja las nubes y las acumula en capas” An·nûr (La Luz, 24: versículo 43).

     

Este “encuentro y acumulación” provoca la formación de nubes pesadas y cargadas de lluvia, acompañadas de una gran descarga eléctrica en forma de rayos y truenos: Él es Quien os hace ver el relámpago con temor y anhelo y Quien produce las nubes cargadas.” Ar·ra'd (El Trueno, Sura 13: Aleya 12).

     

Las nubes tienen dos diferentes maneras de crecimiento: nubes de desarrollo horizontal (los estratocúmulos) y otras de desarrollo vertical (los cumulonimbos) que se acumulan en el cielo como montañas. El Corán menciona los dos tipos con diferentes términos, para el primero utiliza “Yabsetaho, es decir extenderlas de manera horizontal: Al·lâh es Quien envía los vientos que remueven las nubes a las que extiende en el cielo” Ar·rûm (Los Bizantinos, Sura 30: Aleya 48). Y para el segundo utiliza “rokam” (es decir acumulaciones) o bien utiliza “montañas”: “¿Acaso no ves que Al·lâh empuja las nubes y las acumula en capas y ves la lluvia salir de sus entrañas y hace que del cielo, de montañas que en él hay, caiga granizo con el que daña a quien quiere y del que libra a quien quiere?” An·nûr (La Luz, Sura 24: Aleya 43). Los cumulonimbos son las únicas nubes que podrán producir granizos según se desprende del segundo versículo, y demuestra también que la lluvia sale de “las entrañas” de las nubes y no de la capa inferior como se imaginan la mayoría de la gente.