ABC EL Islam Página Principal

El Islam en unas líneas
¿Por qué creemos en el Islam?

L
as Dos Testificiones Son El Llamamiento De Mois
és, Jesús y Mohammad
¿
Cómo hacerte musulmán?
ABC El Islam

Introducción
Sumario de argumentos
*#1 *#2
*#3 *#4
*#5 *#6 *#7 *#8 
*#9 *#10 *#11 *#12 
*#13 *#14 *#15 *#16 
*#17 *#18 *#19 *
#20
Conclusión

 

15) El feto:

 

El Corán expone también las diferentes etapas de la concepción del feto, con un rigor irreprochable que concuerda con los últimos descubrimientos en ginecología.                           La gestación empieza con el encuentro del óvulo con el espermatozoide que         constituyen una célula conjunta llamada “cigoto”, nuestro Corán dice: “Es verdad que   creamos al hombre a partir de una gota de esperma eyaculada.” Al-Insân (El Hombre, Sura 76: Aleya 2).

 

Un sólo espermatozoide entre millones consigue fecundar el óvulo lo mismo dice el Corán: “¿Acaso no fue una gota de esperma eyaculada?” Al-Qiyyâma (El Levantamiento, Sura 75: Aleya 37). En árabe el Corán utiliza la expresión “Notfa” que significa una mínima cantidad de agua, por eso es imposible prever de ante mano el sexo del feto antes de que crezca un poco de ahí la veracidad del Corán al decir: “Al∙lâh sabe lo que cada hembra lleva en su vientre » Ar·ra'd (El Trueno, Sura13: Aleya 8).

 

      El embarazo empieza con la adhesión del espermatozoide en el óvulo y tras la         fecundación el óvulo se cuelga en el útero a través de unas células lo que demuestra        otra vez la exactitud del Corán, al decir que el hombre es creado a partir de un    coágulo: “¡Lee en el nombre de tu Señor que ha creado! Ha creado al hombre de un       coágulo. » Al-'Alaq (La Célula Embrionaria, Sura 96: Aleyas 1-2).

 

Existen también versículos que describen las etapas de la evolución del feto. De célula se convierte a un trozo de carne no bien formado llamado embrión luego      aparece el tejido cartilaginoso, después el esqueleto y por último el revestimiento de huesos con músculos, dice el Corán: “Ciertamente os creamos a partir de tierra, de una gota de esperma, de un coágulo, de carne bien formada o aún sin formar, para hacéroslo claro.” Al-Haÿÿ (La Peregrinación mayor, Sura 22: Aleya 5). “Luego transformamos la gota de esperma creando un coágulo de sangre y el coágulo de sangre creando un trozo de carne y el trozo de carne en huesos que revestimos de carne haciendo de ello otra criatura.” Al-Mo´minûn (Los Creyentes, Sura 23: Aleya 14).

 

El feto crece dentro de un líquido que contiene todas sus necesidades alimenticias, este líquido es protegido por un tejido grueso llamado tejido amniótico, que es alimentado a través de otro tejido llamado placenta que organiza la nutrición del feto y la eliminación de sus desechos a través de la pared uterina envuelta a su vez en un tejido esponjoso llamado . El Corán alude a estos tres tejidos al decir: “Os crea en los vientres de vuestras madres, creación tras creación, a lo largo de tres tinieblas.” Az·zumar (Los Grupos, Sura 39: Aleya 6).