ABC EL Islam Página Principal

El Islam en unas líneas
¿Por qué creemos en el Islam?

L
as Dos Testificiones Son El Llamamiento De Mois
és, Jesús y Mohammad
¿
Cómo hacerte musulmán?
ABC El Islam

Introducción
Sumario de argumentos
*#1 *#2
*#3 *#4
*#5 *#6 *#7 *#8 
*#9 *#10 *#11 *#12 
*#13 *#14 *#15 *#16 
*#17 *#18 *#19 *
#20
Conclusión

4)    La naturaleza del universo:

 

La tierra no es el centro del universo como han creído nuestros antepasados,     sino una mera gota dentro de la expansión constante del universo. Vea lo que dice el Corán: Los ángeles y el espíritu suben hasta Él en un día cuya medida son cincuenta mil años.”  [Al-Ma' âriÿ ( Las Vías  de Ascenso), Sura 70: Aleya 4].

 

Esto se nota también en la expresión del Corán cuando se refiere a los cielos y la tierra siempre antepone los cielos (en 178 versículos, excepto 4 cuyo contexto exigió el contrario); por ejemplo: “No hemos creado los cielos y la tierra y lo que entre ambos hay, sino con la verdad y por un tiempo determinado.” [Al-Ahqâf (Las Dunas), Sura 46: Aleya 3].

 

Y es lógico que este inmenso universo abunda de entes y formas de vida que desconocemos, dice el Corán: “Ante Al∙lâh  se postra todo ser viviente que hay en los cielos y en la tierra, así como los ángeles;” [An·nahl (Las Abejas), Sura 16: Aleya 49].

 

“Entre Sus signos está la creación de los cielos y de la tierra y los animales que a lo largo de ella repartió;” [Ash·shûrâ (La Consulta) Sura 42:Aleya 29]

 

El Corán trata también el Génesis de la tierra y de otros planetas en el espacio, mediante su separación de una única y enorme masa diciendo: “¿Es que no ven los que se niegan a creer que los cielos y la tierra estaban juntos y los separamos?” [Al-Anbiyâ´ (Los Profetas, Sura 21: Aleya 30].

 

Esta masa se convirtió en una gran nube gaseosa, el Corán dice: “Luego dirigió (Su voluntad) al cielo, que era humo, y le dijo junto con la tierra: Venid a Mí de buen             grado o a la fuerza;” [Fus·silat (Expuestos con Claridad) Sura 41: Aleya 11].

 

Luego se condensó y se transformó en estrellas, planetas y lunas que giran en sus órbitas en un espacio en constante expansión: “Hemos edificado el cielo con solidez. Somos capaces.” [Adh-Dâriyat (Los Vientos Que Arrastran), Sura 51: Aleya 47].